Si, vergüenza ajena y asco es lo que sentimos, vergüenza de vivir en un municipio, en una sociedad que da cabida a tantos impresentables. Gentuza que no esteriliza a su gata, que la deja parir, y que abandona a los gatitos condenándoles a todo tipo de enfermedades y a una más que probable muerte.

Gentuza de mala ralea, que intenta tapar su conciencia, suponiendo que la tengan, con el consabido “alguien los recogerá”, “aquí los cuidarán”, y gilipolleces similares. No, no es así, son asesinos despiadados, que prefieren ver sufrir a los animales que gastarse unos euros en esterilizar a su gata, gentuza sin sentimientos, sin empatía de ningún tipo.

Viven entre nosotros, pero la cobardía habitual encubre sus acciones, nunca nadie ve nada, nunca nadie quiere denunciar, nadie quiere líos. Tan culpable y desgraciado es quien abandona como quien miserable y cobardemente lo encubre.

Para muestra el 6-10-2021 abandonaron dos gatitos en una de las colonias felinas que gestionamos, ambos con conjuntivitis y Rinotraqueitis.

 

 

 

El día 8-10-2021 cuatro abandonados en otra colonia. Tuvieron el detalle de vaciar un comedero y llenarlo con arena para gatos y dejándolos allí tras un montón de cajas de cartón para que no pudieran salir.

 

 

El 14-10-2021 otro abandonado en otra de las colonias. Con los ojos en tan mal estado que uno ha tenido que ser enucleado, mientras tratamos de salvarle el otro.

 

 

 

El 18-10-2021 uno en la misma que los del día 8. Con el rabo destrozado, en carne viva, y lleno ya de gusanos, infección, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

El 28-10-2021 Otro en la calle. Los ojos en el estado que se ve en las imágenes, va a perder los dos y quedará ciego sin remedio.

 

 

 

 

El 29-10-2021 dos en otra colonia, también con los ojos mal.

 

 

 

 

 

 

 

Y como colofón hoy 31-10-2021 un chiquitín, todavía con el cordón umbilical, en una caja de cartón a las 17.00 en una plaza repleta de gente.

 

 

 

Entre abandono y abandono también nos hemos encontrado de todo en las colonias, robos de comederos y bebederos, destrozos diversos y rizando el rizo, alguien que hizo sus necesidades en los comederos de una de las colonias, si, eso, cagó y meó en los comederos de los gatos.

 

 

 

 

 

 

Esto es lo que hay, lo que te convence de que lo que hacemos lo hacemos por los animales, porque por los ¿humanos? no vale la pena. Todos estos gatos son abandonados, no son ferales, son gatitos nacidos en una casa y tirados como basura, muchos de ellos con los ojos enfermos, todo por no gastarse los 6 euros que cuesta el tratamiento para curarlos en su momento, todo por no pagar el veterinario, todo por no esterilizar a las gatas. Resumiendo todo porque son unos hijos de puta sin sentimientos.

Qué lástima sociedad… Que produce y cobija a tanto despreciable.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar