Si te estás planteando adoptar un animal, debes primero pensar en el compromiso que vas a adquirir, en si tu ámbito familiar es el adecuado, en si dispones del tiempo necesario, y si puedes dedicar el presupuesto necesario al mantenimiento de las necesidades propias del animal, imprevistos, etc. Es algo que muchas personas no hacen cuando compran o adoptan un animal y que suele desembocar en situaciones no previstas que terminan produciendo la cesión del animal en el mejor de los casos y más frecuentemente en abandono puro y duro, o incluso en el sacrificio del animal.

Te invitamos a reflexionar sobre los puntos siguientes, antes de que tomes la decisión de adoptar un animal:

1- Piensa en que una animal puede vivir muchos años, en función de la especie, gatos y perros viven una media de 12 a 14 años,  un caballo entre 25 y 40 años, y en ciertas especies de aves o reptiles estaríamos hablando de edades muy superiores..

2- El animal que te planteas adoptar, en la mayor parte de los casos, ha pasado por situaciones de abandono y/o maltrato, y no se merece volver a pasar por situaciones similares, asegúrate de que vas  a poder cumplir el compromiso que adquieres con el animal al adoptarlo. Un animal es un ser vivo con unas necesidades fisiológicas y emocionales, no es un juguete para un niño, los niños no tienen la suficiente responsabilidad para hacerse cargo de los cuidados que requiere un animal, así que no te plantees adoptar un animal como regalo para un niño, por que estarás sentando las bases de un fracaso.

 

3- ¿Está toda tu familia de acuerdo con la adopción y el tipo de animal? Todos los miembros tienen que estar de acuerdo y hacerse responsables por igual del animal adoptado. ¿Dispones del tiempo necesario y el espacio adecuado para atender las necesidades del animal que te planteas adoptar? Piensa que las diferencias entre las distintas especies son enormes, y dentro de la misma especie también pueden ser diferentes, no necesita los mismos cuidados un cachorro de perro de seis meses que un perro de tres años, o un perro de pelo largo que uno de pelo corto.

 

4- Si lo que quieres adoptar es un cachorro o un animal joven, piensa que durante su proceso de crecimiento probablemente surgirán situaciones difíciles, romperá cosas, ensuciará, llorará si está sólo o por las noches etc., etc., etc., y que esto es un proceso natural que irá remitiendo en base a la maduración del animal y a la educación que seas capaz de proporcionarle, y que en ocasiones es posible que debas acudir a la ayuda y consejo de profesionales cualificados para resolver.

 

5- ¿Te has asegurado de que tu vivienda te permite alojar animales? Si vives en alquiler consulta previamente con el propietario y obtén una autorización por escrito si es necesario. Si vives en propiedad revisa los estatutos de tu comunidad de vecinos  y confirmarlo. Todo animal en ciertos casos puede causar molestias a los vecinos, comprueba que tu vivienda y las atenciones que prestes al animal reúnan las condiciones necesarias para que no sea tu caso. ¿Has pensado en los períodos vacacionales? ¿Tienes posibilidad de que el animal pase estos períodos con tu familia o en caso contrario te has planteado que tendrás que asumir los gastos de una residencia o guardería adecuada? ¿Cambiarías tu destino vacacional si no puedes llevar a tu animal por otro que si te lo permita?

 

6- El mantenimiento de un animal supone unos gastos que pueden ser muy variables en función de la especie ¿lo has valorado bien? Para que te sirva como ejemplo, un perro requiere vacunaciones y desparasitaciones variables en función de su edad, la identificación mediante microchip, la inscripción en el censo de tu municipio de residencia, si además pertenece a algún tipo de animal calificado como potencialmente peligroso, deberás obtener previamente la preceptiva licencia, contratar un seguro, etc. etc. etc. Además de que todo ser vivo está expuesto a padecer enfermedades y accidentes, lo cual te obligará a llevarle a un veterinario siempre que sea necesario.

 

7- Si estás decidido a adoptar valora los siguientes puntos:

  • Descarta las  «adopciones expres» quien te ofrezca un animal que acaba de ser recogido de la calle está eludiendo la responsabilidad del estado sanitario y psíquico del animal, y te está trasladando responsabilidades y muy posiblemente problemas.
  • No aceptes adoptar animales que han sido prematuramente separados de sus madres y/o hermanos, por ejemplo perros menores de dos meses y medio. Esta es una de las mayores fuentes de futuros problemas de comportamiento en cachorros.
  • No adoptes animales que no dispongan de una cartilla o pasaporte oficial de vacunaciones expedidos y firmados por un veterinario colegiado.
  • La cartilla o pasaporte debe recoger para cachorros las desparasitaciones internas y externas realizadas, al menos dos vacunas y la identificación mediante el obligatorio microchip. En animales de tres meses y medio en adelante además deberán estar reflejados la vacunación antirrábica, y cualquier otro dato de interés en función de la edad, como esterilización, test de Leishmania, etc.
  • Adopta en entidades serias y legalmente establecidas, es la mejor garantía de que siempre serás bien atendido y de que la adopción del animal en el que estás interesado se desarrollará con las máximas garantías sanitarias y legales. Además tendrás la seguridad de que habrá un  acompañamiento durante el periodo de adaptación del animal a su nuevo hogar.

 

Por último lo más importante, piensa que ningún animal te pide que le adoptes, eres tú quien toma la decisión libremente, si rompes tu compromiso de adopción o le abandonas serás tú el único responsable.

Si después de reflexionar decides adoptar un animal visita la sección En Adopción aquí podrás ver todos los animalitos que actualmente están disponibles para adoptar.

 

ANERPAlogoPA

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar