Hoy he emprendido mi último viaje. Mi cuerpo ya no aguantaba más.

Fueron muchos años en manos de humanos que nunca entendí por que me maltrataban, si yo siempre fui amable con ellos y sólo buscaba una mano amiga a la que acercarme. Mi vida fue un cúmulo de desgracias, hasta que, a finales del año 2014, la policía me incautó junto a una treintena más de compañeros y me alejó del infierno en que vivía.

Preñada, con unos diez años de edad, llena de tumores mamarios que casi no me permitían andar, acabé en el centro de zoonosis correspondiente. Muchas protectoras y animalistas se interesaron por mis compañeros, pero a mi nadie siquiera me miraba… Para todos yo era un caso perdido, nadie iba a quererme.

Así pasé unos días en los que cada vez estaba más convencida de que nunca saldría de allí y que mi muerte se iba acercando… Cada día mi tristeza y mi desanimo aumentaban.

Pero un día todo cambió, una Asociación conoció mi caso, no les importó mi estado, ni las múltiples gestiones que tuvieron que realizar, ni los cuantiosos gastos, asumiendo mi custodia legal para procurarme todos los cuidados que necesitaba. Hasta meses después no sabría si podría quedarme con ellos o si tendría que volver a ese sitio.

No les importó, hicieron todo lo necesario, fueron días de gestiones complicadas, pero finalmente pudieron ir a recogerme y trasladarme directamente a un hospital. Entonces comenzó un cambio en mi vida que nunca hubiera imaginado.

Estuve muchos días ingresada, tuve que ser intervenida varias veces. Los veterinarios entendieron que en mi crítico estado no podía seguir con mi embarazo, me esterilizaron, me extirparon los tumores (sólo uno de ellos ya pesaba más de un kilo setecientos gramos). Recibí todos los cuidados y atenciones imaginables hasta que me dieron el alta.

Entonces me llevaron a mi casa de acogida con Cristina, donde pasé un tiempo hasta que conseguí recuperarme adecuadamente. Paralelamente, la Asociación continuó con todos los trámites necesarios para conseguir la cesión definitiva. Costó mucho, pero lo consiguieron.
Pasaron lo meses y cada día iba encontrándome mejor, recuperé las ganas de jugar, de vivir… Y entonces ocurrió el milagro.

Aparecieron en mi vida Raquel e Iván. Llevaban meses siguiendo todo lo referente a mí, y decidieron que yo tenía que convertirme en una más de su familia. Así conocí a las dos personas más maravillosas que nunca encontré. Me llevaron a su casa, y me dieron una familia y un hogar, un amor que no había conocido en toda mi vida.

Han sido tres años junto a ellos, quizás alguien piense que ha sido poco, pero han sido tan intensos que han hecho que me olvide de mi vida anterior. Ha sido como volver a nacer.

Ellos hicieron lo que muy pocos humanos son capaces de hacer, llevarme con su familia, a pesar de mi avanzada edad, y regalarme una vida maravillosa. Han sido, son y serán excepcionales y nunca les olvidaré.Ellos me hicieron recuperar la fe en el ser humano.

También tengo un huequecito en mi cansado corazón para mi tito Marco, el veterinario responsable de que tuviera una nueva oportunidad de vivir, para el personal del Hospital de Urgencias Veterinarias Región de Murcia, para Cristina, que me dio un hogar temporal y para ANERPA, que me rescató del infierno. 

Llegó el momento de partir… Arropada por Iván y Raquel, por mis hermanitos Penny, Skizoo, Rocko, Batman… No estéis tristes, me habéis hecho inmensamente feliz durante este tiempo. Siempre estaréis conmigo. Os quiero: 

Talina

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar