Ayer por la tarde recibimos una llamada telefónica, alguien había abandonado un gatito de dos o tres días de edad en un macetero en la calle.

Cuando fuimos a recoger a este pequeñín y estábamos hablando con la familia que lo encontró, se acercó otra persona para avisarnos de que en una calle próxima había una gata que acababa de tener gatitos.

Uno de nuestros colaboradores habituales, David, se acercó a verla, y efectivamente tenía cinco gatitos recién nacidos, de horas.

Como la gata no era sociable, sino más bien salvaje, y estaba en un solar alejada del tráfico y de los viandantes, decidimos buscar una jaula de captura para poder trasladarla junto a los gatitos a una casa de acogida.

Por desgracia cuando volvimos al lugar, encontramos a la madre muerta, quizás atropellada, no lo sabemos con seguridad. Buscamos a los gatitos y encontramos cuatro que recogimos.

20150814151045

20150814150947 (1)

Nuestra sorpresa ha sido que hoy nos han dado aviso de que había otro gatito cerca de donde encontramos muerta a su madre. Posiblemente murió mientras estaba cambiándolo de lugar, por eso la tarde anterior no lo vimos.

20150814150921

Ahora están los seis seguros, cuatro con David y dos con Antonio, otro de nuestros colaboradores, que con sus cuidados harán todo lo posible por sacarlos adelante.

Queremos llamaros la atención sobre la problemática de los gatos, sobre todo en las zonas rurales, donde todavía es típico que vivan en estado semisalvaje, con, por llamarlos de alguna forma, propietarios que los dejan vivir en la calle sin preocuparse para nada de ellos, y no tienen reparo en abandonar los gatitos recién nacidos en cualquier lugar, cuando no los matan directamente. Es una muestra más del incivismo y la incultura que por desgracia tanto prolifera todavía en nuestro País.

Para muchas asociaciones protectoras, páginas de difusión, etc., parece que estos gatos no existen, sólo tienen ojos para ciertos perros, y esto no debe ser así. Debemos de trabajar en pro de todos los animales, domésticos, salvajes, perros, gatos, etc. Presumir o autodenominarte “animalista” cuando la muerte de un gato, un lobo o una rapaz no te importa lo más mínimo es cuando menos chocante, sino antagónico, o quizás te lleva a pensar que algunos usan un aparente afán “animalista” para tapar otro tipo de intereses bastante menos éticos y estéticos.

ANERPAlogoPA

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar