Desde hace un tiempo ya, ANERPA está observando con preocupación algunos casos de asociaciones más o menos legales, páginas y perfiles en redes sociales, etc., que a pesar de utilizar como bandera la protección de los animales y la difusión de animales maltratados o abandonados, presentan muchas dudas y carencias en su forma de actuar.

Tal como el nombre de nuestra Asociación indica, en ANERPA entendemos que el fin primordial de una asociación protectora debe de ser la recuperación de los animales vagabundos, abandonados o heridos, y lo más importante, su rehabilitación para reincorporarles bien a su hábitat natural, bien a la sociedad consiguiendo que sean adoptados por personas conscientes y comprometidas con el ser vivo que adoptan.

Para conseguir este fin primordial es obvio que no va a ser suficiente con tener “buena voluntad”. Se precisa personal sea contratado o voluntario, con conocimientos suficientes para el manejo y cuidado diario de los animales. En unos casos habrá que disponer de medios económicos para sufragar gastos veterinarios, en otros se requerirá conocimientos de etología, comportamiento animal, adiestramiento u otros diversos.

Por otra parte se necesita disponer de unas instalaciones adecuadas a las necesidades físicas y psíquicas de los animales de las distintas especies alojadas, elementos de transporte adecuados, recursos económicos para la alimentación diaria de los animales, higiene, vacunaciones, identificación cuando sea necesaria, etc., etc., etc.

Lamentablemente, y como ya escribíamos al principio, bajo el aparente “paraguas” de estar constituidos como “asociaciones protectoras”, hemos detectado algunos casos que si bien es posible que estén constituidas como asociaciones, realmente tienen muy poco de protectoras y sirven en mayor medida para que sus componentes palíen los efectos de la crisis económica “sacándose” cada mes un dinero limpio de impuestos.

Como ejemplo puede servir una página de Facebook que aparentemente gestiona adopciones en toda España, publicando múltiples fotos de animales en adopción, animales que realmente están en la “perrera municipal” de su ciudad. Una vez tienen adoptante para alguno, acuden o envían a alguno de sus colaboradores a los servicios municipales a “adoptar” el animal, adopción que los citados servicios municipales realizan de forma totalmente gratuita, o sea por cero euros, y a continuación, la susodicha página de Facebook le cobra al adoptante auténtico de 150 euros en adelante por la adopción, aparte transporte y otros gastos que pueda haber. Está claro que es un negocio más que redondo.

anerpa 14789875469

Otro caso llamativo es el de otra “asociación protectora” que hacina más de 200 perros en un terreno entre escombros, chatarra y basura. Los animales están todos juntos, no existe zonas de cuarentena, ni parques para cachorros, ni ninguna separación entre tamaños o caracteres. Los animales no reciben ningún tipo de vacunación ni microchip ni nada que se le parezca, mientras los “responsables” se jactan de que así los animales se sociabilizan y son más felices.

La realidad es muy distinta, enfermedades, peleas, perros que agonizan sin recibir la más mínima atención veterinaria, incluso hasta hace poco los que morían eran enterrados ilegalmente en una zona del terreno habilitada como cementerio.

Y lo más flagrante de éste caso es que a pesar de haber sido objeto de varios expedientes por el SEPRONA, el concejal responsable del ayuntamiento donde se ubica ésta “asociación protectora” no toma ninguna medida de ninguna clase, algo que acabará teniendo que explicar el mencionado concejal.

Resulta hasta grotesco que si estos dos ejemplos descritos correspondieran a cazadores o ganaderos que tuvieran en las mismas condiciones a sus animales, inmediatamente serían denunciados por TODAS las “asociaciones protectoras”, sin embargo, en estos casos hacen la vista gorda y en muchos casos incluso les dan cobertura de diverso tipo.

Debemos de tener claro que las normas están para cumplirlas, unos hechos serán maltrato animal independientemente de quien los realice, es inadmisible que “asociaciones protectoras” teóricamente sin ánimo de lucro permitan lucrarse a ciertas personas, e igualmente inadmisible es que bajo la apariencia de estar protegiendo a los animales se estén vulnerando todas las legislaciones aplicables y se esté realizando un maltrato flagrante.

anerpa1998589658745

No es permisible que unas instalaciones pertenecientes a una asociación protectora no dispongan del preceptivo núcleo zoológico, que no vacunen ni identifiquen a los animales y que no atiendan sus necesidades etológicas y físicas básicas. No se puede justificar la barbarie en base a falta de recursos, o a teorías absurdas sobre el bienestar animal carentes de todo fundamento etológico o veterinario.

Los voluntarios que colaboran con una asociación protectora, por ejemplo, deben estar cubiertos con un preceptivo seguro de accidentes y responsabilidad civil, y el voluntariado debe estar plasmado y detallado mediante el correspondiente contrato, algo que cuesta poco más de 4 euros por voluntario y año y que casi ninguna protectora cumple.

Y ya no hablemos de transparencia, algo fundamental en una asociación sin ánimo de lucro, hay multitud de solicitudes de donaciones económicas, normalmente amparadas en casos de animales accidentados o enfermos, muchos de ellos claramente inviables, pero muy efectivos para ablandar corazones, se piden donaciones para cubrir gastos veterinarios y se justifican con documentos carentes de toda validez o directamente no se justifican.

Transparencia en una asociación sin ánimo de lucro significa hacer públicos todos los datos registrales y fiscales de la asociación, domicilio, formas de contacto, localización de las instalaciones si se dispone de ellas, autorizaciones administrativas de las instalaciones, cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos de donantes, socios, etc., y sobre todo, imprescindible cuando se recibe aunque sólo sea una donación, justificar fehacientemente el destino de hasta el último euro recibido, y hacer públicas las cuentas anuales de la asociación.

Si no se pone coto a ciertas actuaciones, más temprano que tarde, quienes acabarán pagando los platos rotos serán los propios animales

ANERPAlogoPA

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar