Como recordaréis de anteriores publicaciones, Han y Luke fueron abandonados recién nacidos en una bolsa dentro de un contenedor de basura.

Tuvieron la suerte de ser encontrados por buenas personas que los atendieron de la mejor manera que supieron, no obstante, al no haber tomado los calostros de su madre su sistema inmunitario no era lo suficientemente fuerte, y a los pocos días de llegar a nosotros cayeron enfermos de Parvovirosis.

Ha costado una semana de hospitalización, pero los cuidados de su veterinario, Marco, han hecho que Han y Luke hayan podido superar esta peligrosa enfermedad, y ahora están ya completamente recuperados.

Esto ha supuesto una fuerte inversión económica, además de un enorme trabajo, pero ha valido la pena, Han y Luke se lo merecen.

Lástima la inhumanidad de quien los abandonó, no merece ser llamado persona.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar