Acaba de dejarnos Gabi. Su pequeño y frágil cuerpecito ya no pudo aguantar más.

A pesar de nuestros esfuerzos, de nuestras noches sin dormir, de los excelentes cuidados de Marco, su veterinario, y del apoyo de todos los que habéis estado pendientes de su evolución, Gabi nos ha dejado.

Esperamos que el malnacido que lo arrojó a un pozo junto a sus hermanitos lea esto, que el recuerdo de su repugnante, cobarde y ruin acción le persiga el resto de su asquerosa vida, y que sepa que tarde o temprano daremos con él, cueste lo que cueste, Alimañas como esta no deberían de nacer.

Gabi se ha ido, ya corretea feliz en el cielo de los perritos, pero su recuerdo vivirá siempre en nuestros corazones.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar