Hace unos años tomamos la decisión de trasladar el domicilio de nuestra Asociación a Alguazas, por motivos de logística y operativa, dado que es el lugar de residencia de parte de la Junta Directiva, y porque como es normal, a diario veíamos casos de animales abandonados, atropellados, etc.

Durante estos años hemos intentado en todo momento, prestar nuestra colaboración al equipo de Gobierno del Ayuntamiento, para mejorar la situación en cuanto a bienestar animal, adaptación de la Ordenanza Municipal, cumplimiento, etc. Aunque la impresión que tenemos es que siempre nos han tenido más por una molestia que por colaboradores, dado su poco interés en cualquier tema relacionado con animales.

Sin embargo, la situación ha llegado a un punto en que nos vemos obligados a replantearnos la relación de ANERPA con el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alguazas y su alcalde Blas Ángel Ruipérez Peñalver.

Ya en su anterior mandato las relaciones eran tensas, a pesar del buen talante que suelo exhibir en casi cualquier situación, aunque a veces tener sentado a alguien enfrente, que sabes que no te está diciendo la verdad, hace que te plantees si es que te está tomando por tonto a ti, o que, por el contrario, él no da para más.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el comportamiento del alcalde Blas Ángel Ruipérez Peñalver en el Pleno Ordinario del pasado día 30 de julio, y de alguno de los afines a su partido. Ese día por motivos personales no pude asistir al pleno y la representación de ANERPA recayó en otra persona.

Cuando nuestra representante le preguntó a Blas Ángel Ruipérez cuándo se iba a poner en marcha el CES (captura, esterilización y suelta) para el control de las colonias felinas, su respuesta fue que habían hecho un escrito a la “Comunidad Autónoma” y que no se va a llevar a cabo. Tiene gracia el desparpajo de Blas Ángel Ruipérez, se ve que las leyes y normas no rigen para él ni para el municipio que ¿gobierna?

La Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de protección y defensa de los animales de compañía de la Región de Murcia, en su artículo 25, puntos 1 y 2, establece que compete a los ayuntamientos la vigilancia y el control de los gatos ferales, como deben establecerse colonias felinas para su control, y el mecanismo de captura, control sanitario, esterilización y retorno a la colonia.

Esta Ley 6/2017 entró en vigor en diciembre de 2017, y establece de forma general un plazo de un año para que los municipios adapten o desarrollen nuevas ordenanzas municipales.

Alguazas cuenta con una Ordenanza Municipal publicada en el BORM con fecha 11 de julio de 2018 y que recoge en su artículo 36, puntos 1, 2 y 3 la creación y mantenimiento de las citadas colonias felinas mediante la aplicación del CES.

Para que aún esté más claro, la disposición adicional primera de esta Ordenanza dice literalmente: “En el plazo de un año a partir de la entrada en vigor de la presente ordenanza, la Oficina Técnica Municipal elaborará y pondrá en funcionamiento el programa de control de colonias felinas controladas.”

Y por si a alguien le queda alguna duda, con fecha 26 de julio de 2018 se aprobó en el Pleno Municipal que las colonias felinas y el control mediante la aplicación del CES debían estar en funcionamiento como máximo en diciembre de 2018.

Pero peor todavía lo que ocurrió ante la segunda pregunta de nuestra representante. Preguntó a Blas Ángel Ruipérez por la reciente adjudicación directa a una empresa del servicio de recogida de animales, se le pregunta por el coste del servicio, si alguien del Ayuntamiento ha visitado las instalaciones de la empresa adjudicataria, y qué criterios se han seguido para la adjudicación.

La respuesta de Blas Ángel Ruipérez es que nadie ha visitado esas instalaciones ni falta que hace, que se ha elegido la opción más barata y ya está.

Nuestra representante le expuso que las instalaciones de la empresa adjudicataria son más que mejorables, tan reducidas que hacen difícil de creer que puedan prestar un servicio adecuado a todos los municipios que indica en su página web, y que además con el servicio recientemente adjudicado se está incumpliendo la ordenanza municipal, especialmente en lo concerniente su artículo 24, puntos 5, 6 apartados a, b, c, d y e, aparte de lo recogido en la Ley 6/2017 y de unas normas básicas de Sanidad Pública, algo que tenemos completamente documentado y a su disposición cuando quiera verlo.

En ese momento Blas Ángel Ruipérez pierde la compostura y espeta a nuestra representante “Vosotros lo que pasa es que estáis picados porque no os hemos adjudicado el servicio” y se queda tan ancho. Entonces salta una especie de energúmeno, que resulta ser el marido de una concejal del Equipo de Gobierno, que comienza a vociferar en el Salón de Plenos, insultando a nuestra representante “¡Sinvergüenza, vosotros lo que queréis es que el Ayuntamiento os monte un hotel para perros!”, ante la pasividad de Blas Ángel Ruipérez, ¿incapaz? de controlar a sus simpatizantes, son los efectivos presentes de la Policía Local quienes tiene que acompañar al agresivo energúmeno al exterior del edificio. Y Blas Ángel Ruipérez aprovecha para dar por finalizado el Pleno.

Como escribía al principio, esta ha sido la gota que colma el vaso, y que nos obliga a cambiar radicalmente nuestra postura y nuestra forma de actuar. Comienzo por refrescarle a Blas Ángel Ruipérez algunas cosillas que supongo ha olvidado:

  • Constitución Española: Artículo 9 punto 1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.
  • Constitución Española: Artículo 103 Punto 1. La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.
  • La legislación española sobre los ayuntamientos viene recogida en la Ley de Bases de Régimen Local -Ley 7/ 1985-, en la de Modernización del Gobierno Local -Ley 57/2003- y la de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local -Ley 27/ 2013- en el ámbito estatal y, complementada con las diversas leyes autonómicas en la materia, entre ellas el Decreto Legislativo 2/2003, de Cataluña, y las normas específicas sobre los municipios de Madrid y Barcelona, de 2005.

En toda la legislación española no hay ninguna disposición que faculte a un alcalde a inaplicar «de motu propio», por su propia autoridad, la ley vigente, sea justa o injusta. Así que ya comenzamos mal Blas Ángel Ruipérez, algo está usted haciendo mal.

¿Recuerda usted de cuando lo estudió, que, si la acción de un alcalde es a sabiendas de su injusticia, puede estar incurriendo en un delito de prevaricación (artículo 404 del Código Penal)? Quizás se le haya olvidado o no quiera acordarse.

Parece que la memoria de Blas Ángel Ruipérez flaquea bastante porque se ha olvidado que desde finales del mes de diciembre en que el municipio de Alguazas quedó sin servicio de recogida de animales abandonados, debido a su dejadez y falta de interés, en las reuniones que hemos mantenido, en dos ocasiones ha ofrecido adjudicar el servicio a ANERPA, y en las dos ocasiones lo hemos rechazado, sencillamente porque las condiciones económicas que usted nos ofrecía no nos hubieran permitido prestar un servicio cuando menos correcto, así que eso es “lo picados” que estamos en ANERPA.

No nos cegó el “caramelo envenenado” económico que usted nos enseñaba, nos mueve hacer las cosas bien independientemente del dinero. Es ANERPA quién ha rechazado por dos veces su oferta de adjudicarnos el servicio “a dedo” porque las condiciones eran inaceptables.

Se le planteó ir a un sistema mixto, similar al que lleva años en funcionamiento en otros municipios próximos, como Las Torres de Cotillas, Molina de Segura, etc. Es decir, la construcción de un zoosanitario municipal digno, sin lujos, recogida de los animales por personal municipal o de una empresa contratada, y gestión de veterinaria, alimentación, cuidados, adopciones, etc., por entidades de protección animal legalmente establecidas, bajo control municipal.

Esto es lo que su lacayo, el energúmeno vociferante, considera que es que “queremos que nos construyan un hotel canino” y lo que hace que llame sinvergüenza a nuestro representante, sin que usted mueva un músculo, cuando su obligación es controlar el desarrollo del Pleno.

Ahora ha decidido usted adjudicar el servicio caso a caso, animal a animal, así ni tiene que licitar el contrato ni dar explicaciones de ningún tipo, por unas cantidades que a final de año seguramente duplicarán o triplicarán al menos la proyección anual del sistema que ANERPA le propuso.

La diferencia está en que usted prefiere dar el dinero a una empresa privada, y lo que nosotros le proponíamos era en beneficio del municipio. Usted sabrá el porqué de esta decisión.

¿Quiere usted que hablemos de la información que le remitimos atendiendo a su petición expresa, sobre las empresas que prestan el servicio de recogida de animales abandonados en la Región de Murcia? Los Whatsapp están a su disposición. ¿Para qué nos la pide si luego hace lo que le da la gana?

¿Quiere usted que hablemos sobre los seis cachorros abandonados el pasado seis de marzo, que fue la primera vez que el Ayuntamiento de Alguazas recurrió a la empresa a la que ahora le ha adjudicado el servicio? Durante casi 48 horas estuvieron recluidos en una jaula de 1 metro cuadrado, sin apenas agua y comiendo pan duro, hasta que cinco de ellos fueron recogidos por la empresa. El sexto, según afirmó usted en Pleno municipal había sido adoptado por un empleado del Ayuntamiento y ya estaba vacunado, identificado e incluso censado, pues no es cierto. Ese cachorro “desapareció” sin más y nadie sabe nada del el, ni consta ningún dato en el censo municipal.

Para más inri, esos cachorros ni llegaron a entrar en dependencias de la empresa, si no que fueron entregados a una “protectora” de la que no consta información alguna en los registros oficiales, “protectora” que ese mismo día ya tenía una recaudación abierta en la red social Facebook, para pagar residencias de los cachorros hasta que se fueran a “protectoras” de Madrid y Barcelona. ¿Qué sabe el Ayuntamiento de la situación actual de estos cachorros? Por que como hemos apuntado anteriormente este caso es una violación flagrante de lo recogido en la Ordenanza Municipal.

¿Quiere que hablemos de cómo durante esas 48 horas, repetidamente estuvimos ofreciéndole a usted personalmente, hacernos cargo de ellos a condición de cumplir lo estipulado en la Ordenanza Municipal y usted prefirió que se los llevara esa empresa a un coste mucho mayor para el Ayuntamiento y sin asegurar el cumplimiento de la Ordenanza Municipal y Ley 6/2017?

¿Quiere usted Blas Ángel Ruipérez, que hablemos de la factura de 1.000 euros que el Ayuntamiento ha tardado cuatro años en pagar a nuestros veterinarios colaboradores, devolviendo hasta tres veces la factura con excusas inaceptables? Una factura correspondiente a la atención de un animal en riesgo de muerte, encargada por el Ayuntamiento y perfectamente documentada con correos electrónicos de todas las partes implicadas. Factura que casualmente se pagó justo el día de antes de la jornada de reflexión de las pasadas elecciones locales, casualidades…

¿Quiere usted que hablemos de estos últimos siete meses en los que Alguazas no ha tenido recogida de animales y de quien se ha tenido que hacer cargo de la mayoría de estos animales sin recibir apoyo alguno del Ayuntamiento, al contrario, recibiendo trabas y menosprecios constantes?

¿Quiere usted que hablemos de los animales atropellados y heridos que hemos tenido que atender por que el Ayuntamiento, con usted a la cabeza, no ha creado todavía el servicio permanente de atención veterinaria urgente de los animales, que recoge la Ordenanza Municipal en su artículo 26, punto 1?

¿Quiere usted que hablemos de la situación de los espacios de pipicán existentes en el término municipal? Que presentan un estado de deterioro lamentable, sin el más mínimo mantenimiento en los últimos cuatro años. Vallas destrozadas, dobladas, alambres destensados colgando, puertas reparadas chapuceramente, ausencia total de sombra y agua, suelo sin renovar nunca y que hoy no es más que una capa de polvo de un palmo, mezclado con orines, restos de excrementos y todo tipo de basuras, que hace que la mayoría de propietarios de perros opten por no entrar y soltar a los perros en los parques. Hojas secas, botellas, latas, plásticos, etc., siguen allí eternamente. La vigilancia para evitar los frecuentes actos vandálicos e incívicos es inexistente…

En varias ocasiones hemos tratado con usted el tema de la renovación y ampliación de estos pipicanes a unas dimensiones más adecuadas, dada la existencia de terreno suficiente para hacerlo. Según usted el material para hacerlo estaba en el Depósito Municipal y no había problema, se iba a hacer en breve, pasan los meses y los años y usted no hace nada.

En el Presupuesto del ejercicio 2018 se dotó una partida de 3.000 euros para subvenciones a entidades de protección animal que operen en el municipio, finalizó 2018 sin que se otorgaran ni siquiera se convocaran, se ha prorrogado el presupuesto en 2019 y seguimos igual, nada de nada. ¿A qué espera?

Lo último que faltaba ya ha sido la obsesión de Blas Ángel Ruipérez con las fuentes del municipio, que llevan años sin cumplir su función, siempre justificándose en que se hace para prevenir la aparición del Mosquito Tigre. Pues en plena ola de calor, Alguazas debe ser el único municipio de España donde no sólo el alcalde tiene las fuentes secas, sino que además en el mismo Pleno Municipal ya dijo que pensaba retirarlas, alucinante.

Si el alcalde quiere prevenir la aparición del Mosquito Tigre que tanto le obsesiona quizás sería mejor que cuidara de quienes son sus peores enemigos, Golondrinas, Vencejos, Aviones y otras aves insectívoras, Murciélagos, Lagartijas, Salamanquesas, etc., ¿tendrá idea Blas Ángel Ruipérez que estos animales necesitan agua? ¿sabrá que una golondrina o un vencejo comen más de 300.000 insectos en al año? Qué mejor insecticida natural que cuidarlos.

Y para que realicen su labor sólo necesitan un entorno amigable, con agua por supuesto, y en los casos de aves que anidan en árboles, evitar la poda de los mismos en época de cría, algo que este ayuntamiento realiza año tras año.

Fíjese, Blas Ángel Ruipérez, que algo fundamental para conseguir que estos animales nos beneficien con su presencia es precisamente la gestión adecuada de los gatos ferales, que son predadores de todas las especies antes citadas. Fíjese si tiene importancia la aplicación del CES, a que no lo había pensado, bueno seguramente tampoco le importe mucho.

Y ya que estamos, ¿quiere que hablemos del importe de las sanciones aplicadas desde la entrada en vigor de la Ordenanza Municipal en junio de 2018? ¿Recuerda que la disposición adicional tercera de la citada Ordenanza dice que la Administración Local, o sea, el Ayuntamiento que usted y su Equipo de Gobierno gestionan, ¿deberá destinar los ingresos procedentes de las sanciones por las infracciones a la Ordenanza a actuaciones que tengan por objeto el fomento de la protección de los animales?

Así qué hablemos también de cuál es el importe acumulado de las sanciones impuestas hasta la fecha y cuáles son esas actuaciones para el fomento de la protección de los animales que el Ayuntamiento va a realizar o ha realizado a día de hoy. Aunque creo que vamos a terminar muy rápido.

La conclusión de todo esto es que en ANERPA tenemos claro que mientras Blas Ángel Ruipérez sea el alcalde de este municipio no va a existir el más mínimo entendimiento, ya nos lo ha demostrado con creces. Su gestión en materia de bienestar animal ha sido y es, sencillamente, nefasta.

Así que en las materias que nos atañen, es evidente que nos va a tener enfrente mientras dure su mandato, que esperemos sea breve, y que nos vamos a esforzar al máximo en obligarle a que cumpla las diferentes legislaciones vigentes le gusten o no le gusten.

Mientras tanto nuestras actuaciones en este municipio se van a limitar a atender urgencias vitales. No es nada agradable tener que tomar esta decisión, pero las actuaciones de Blas Ángel Rupérez y su equipo de gobierno no nos dejan otra opción.

 

Javier Rodellar – Presidente de ANERPA

 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de poder ofrecerte contenidos, confeccionar estadísticas de uso del sitio web, recordar el consentimiento de la Política de Cookies, etc. En ningún caso se recaba información personal, ni ninguna información que permita identificarte. Si aceptas la Política de cookies ya no se mostrará este aviso en los próximos 12 meses. En caso contrario podrás seguir navegando por nuestra página web, pero no tendrás acceso a todos los contenidos (no podrás ver videos incrustados de Youtube y Facebook) Ver Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar